10 pasos para conseguir una relactación

La relactación es el proceso por el cual se eliminan las tomas de leche artificial de la alimentación del bebé, para llegar a conseguir que tome exclusivamente leche materna.

Antes de empezar sería ideal poder hacer una valoración previae intentar valorar las causas por las que se inició la suplementación con leche artificial. E intentar resolver los motivos, ya que de esta manera la relactación será mucho más simple.

Hoy en Espacio Lactancia voy a ir desgranando el proceso de relactación punto por punto, a fin de que sea más simple de entender:

PUNTO 1: “Yo puedo”

El primer paso para reducir los suplementos es el más complicado; hay que confiar en las propias capacidades, tener paciencia y perseverar. Saber que durante el proceso vamos a dar pasos adelante, pero que también podemos dar pasos hacia atrás, y eso forma parte del desarrollo de la relactación. Buscar la ayuda y la complicidad en la pareja también es clave para el éxito de la relactación. 

PUNTO 2: ¿Cuánta leche artificial toma?

Durante 24 horas deberías anotar la cantidad de leche artificial que toma el bebé. Si la cantidad total es superior a 200 ml, hay que ir poco a poco y dar tiempo al cuerpo para que pueda aumentar la producción de leche (PUNTO 7).

Si la cantidad que se ofrece al bebé en 24h  es igual o superior a 100ml al día, la relactación es más fácil y con un fin de semana intensivo (PUNTO 9) podemos eliminar totalmente la leche artificial.

PUNTO 3: ¿Se agarra?

Si el bebé se agarra al pecho y quiere mamar es un punto a favor de la relactación. Si se niega o muestra rechazo habrá que tener más paciencia para intentar que vuelva a aceptar el pecho. (PUNTO 4)

PUNTO 4: Esas pequeñas cosas

Se pueden hacer pequeñas/grandes cosas que favorecen la producción de leche y la relactación:

● Eliminar las “otras” succiones, en especial el chupete y buscar métodos de suplementación no invasivos (PUNTO 6)
● Fomentar el contacto piel con piel (real, el bebé debe estar en contacto directo con la piel de la madre),
● Ofrecer el pecho cada dos horas de día, cada tres de noche o cada vez que el bebé tenga ganas de mamar.
● Si no quiere mamar no obligar ni forzar al bebé ya que resulta contraproducente, las técnicas “de seducción”: jugar en la bañera, hacerle cosquillas bajo las sábanas… dan mejores resultados
● Colechar para que se pueda dar el pecho y dormir a la vez, eliminar succiones que no sean el pecho: chupetes, biberones …

PUNTO 5: El envase importa

Es aconsejable que para dar la leche materna extraída o la artificial se busque un método de suplementación no invasiva: jeringa-dedo, vaso, cuchara, relactador

Si el método elegido es el biberón se dará con el llamado método Kassing: el bebé sentado y se le ofrece el biberón lo más horizontal posible, a fin que pueda regular la ingesta de leche.

PUNTO 6: Sin restricciones los primeros días

Durante los primeros días en los que se está intentando aumentar la producción de leche con el sacaleches, y el bebé está tomando mayoritariamente leche artificial, se debe seguir administrando la cantidad completa de leche de fórmula, a la vez que se empieza a estimular el pecho con sacaleches o manualmente.

PUNTO 7: Aumentar la producción de leche

El sacaleches  o la extracción manual resultan aliados indispensables para conseguir aumentar la producción de leche.

Al principio del proceso sólo es necesario usar el sacaleches unos minutos o hasta que deja de salir leche. La estimulación con sacaleches va a depender de las posibilidades de cada madre pero como más frecuente a lo largo del día y de la noche sea la extracción, aunque dure unos minutos, más leche se consigue.

Los minutos dedicados a la extracción irán aumentando a medida que la cantidad de leche se va incrementando.

PUNTO 8: Retirar suplementos

Una forma útil para reducir la leche de fórmula cuando se ha aumentado la producción de la propia leche es la siguiente:

• Reducir la cantidad de suplemento de leche artificial administrado en 24 horas en unos 60 cc (centímetros cúbicos). Esta reducción se mantiene así durante unos días.

• Esta cantidad puede dividirse entre varias tomas: por ejemplo, reducir 10 cc en seis de las tomas de leche artificial, o reducir de dos tomas 30 cc.

• Continuar con la cantidad reducida de la leche artificial durante los días siguientes.

• Si el bebé muestra por su comportamiento que está satisfecho y si después de una semana ha ganado peso, reducir de nuevo el suplemento de la leche artificial en la misma cantidad (otros 60 centímetros cúbicos) durante unos días y volver a comprobar el peso en unos días. 

• Si el bebé muestra signos de hambre o si no ha ganado suficiente peso al final de una semana, no reducir el suplemento artificial y continuar con la misma cantidad una semana más. Si el bebé continúa mostrando signos de hambre o todavía no ha ganado peso después de otra semana, aumentar de nuevo el suplemento a como estaba antes de la reducción.

• Muchas madres prefieren suplementar con la leche artificial sólo en algunas tomas.

• Un patrón común es sólo amamantar las primeras horas del día y por la noche cuando los pechos se notan más blandos y los bebés parecen más molestos suplementar.

• Otro patrón común es suplementar alternativamente en las tomas.

*En algunas relactaciones los bebés se estancan de peso las primeras semanas o ganan el peso justo, es algo habitual.

PUNTO 9: ¡Me tiro de la moto!

Cuando el bebé sólo toma entre 100-200ml de leche artificial al día se puede optar por dar el salto definitivo y dejar la leche artificial de lado. Se trata de escoger un fin de semana y olvidarse del mundo para centrarse sólo en el bebé y la lactancia. Suena duro ¡Pero funciona!

PUNTO 10: No siempre se consigue

Hay que dejar claro que a veces por más empeño y ganas que se le pone al proceso no es posible conseguir una relactación completa. Las causas son múltiples y variadas. Y nunca ninguna madre se debe culpar por no haberlo conseguido, lo ha intentado y eso es lo más importante.

 

Alba Padró Arocas

Asesora de lactancia e IBCLC para Espacio Lactancia

COMPARTIR:

Comentarios

  1. Hola muy buen artículo... Mi bebe tiene 9 meses y recién consiguió el peso promedio. Estuvo hasta los 6 meses con relleno (120ml) de un día para otro decidí sacárselo. Fue una decisión difícil porque todos estaban en contra y por lo mismo no tuve apoyo de nadie, sin embargo no me id por vencida y hasta ahora me siento buen con la decisión que tome. Todo la información que está en este artículo yo la conseguí después de muchas hras y días buscando en internet. Y ahora que lo leo me siento aún más satisfecha.
    Gracias

  2. Alba Padró Arocas 12 Nov, 2014 19:02· · Responder

    Puedes y debes estar muy satisfecha con lo que has conseguido. Relactar requiere mucho esfuerzo. Bravo!!

  3. Me encanta saber que el esfuerzo vale la pena, me a costado mucho mantenerme con LME por que no siempre mi hija queda satisfecha, pero voy buscando información y lo de este artículo de verdad que ayuda.......muchas gracias!!

  4. Alba Padró Arocas 14 Nov, 2014 13:00· · Responder

    Ánimos Karin! no siempre es fácil. Si te podemos ayudar en algo será un placer.

  5. Carolina Peña 15 Dec, 2014 13:12· · Responder

    Hola. Necesito ayuda. Mi hijo tiene 6 meses y desde los 3 hizo huelga de mamar. Pero quiero relactar. Cómo hago?? Yo trabajo. Y él no quiere agarrar el seno.

  6. Hola, tengo una bebita de 9 dias y el pediatra me mando a complementar la lactancia con formula en biberon... pero la bebe ahora se niega a coger el seno, ya no quiere lactar porque la cantidad de leche no es la suficiente y por lo tanto ella se desespera, tambien el problema es que el sueño de ella es tan pesado que no logro despertarla y no coge el seno la unica forma de que se despierta es el biberon!!! Por favor su ayuda deseo que mi bebita se aliembte solo de seno materno

Dejar este campo en blanco (anti spam):

Deja tu comentario

Los comentarios son moderados y deben ser aprobados por el propietario