Grietas

Tenemos asumido que durante los primeros días o semanas la lactancia puede ser dolorosa o creemos que es necesario esperar a que los pezones “se curtan” pero no tiene por qué ser así.
Las grietas no deberían formar parte de la lactancia, ni es normal que aparezcan durante la lactancia.
Las grietas son heridas de mayor o menor calibre que se producen en la piel del pezón: cara, laterales o base y que afectan la lactancia al impedir que la toma se desarrolle de manera placentera.

Podemos encontrar grietas superficiales similares a rasguños y grietas profundas que pueden presentar pérdida de tejido. No todas las grietas son iguales y dependiendo de la lesión que plantee la piel debemos tratarlas de una manera o de otra. Hoy en Espacio Lactancia os ofrecemos una entrada especial sobre las grietas.

Estoy embarazada ¿Cómo puedo evitar tener grietas?

Las grietas no se pueden evitar preparando el pezón. A pesar de que aún se recomiendan ungüentos y preparados diversos para los pezones durante el embarazo, estos preparados no sirven de nada porqué los pezones no necesitan prepararse para la lactancia, los pezones están diseñados para poder amamantar.
De la misma manera la recomendación de utilizar en la ducha diaria un guante de crin sobre el pezón no es nada adecuada ni recomendable ya que puede alterar la flora bacteriana de la piel y crear irritaciones y dolor de manera innecesaria.
La mejor manera de intentar esquivar las grietas es prepararse para ella a nivel teórico: leer libros sobre la lactancia, observar a otras madres amamantando, preguntar a asesoras / monitoras de un grupo de apoyo todas las dudas y miedos…
Y una vez haya nacido el bebé, si surgen las grietas, no esperar, buscar ayuda y asesoramiento inmediatamente.

¿Cómo sé si es una grieta?

Si nunca has visto una grieta es complicado saber reconocer si lo que tienes es o no una grieta. Una vista rápida por google imágenes nos permite ver la gran variedad de heridas en el pezón. ¡Ojo a las sensibles! De la misma que si buscas heridas en general, en google verás arañazos y pero también heridas más traumáticas. No todas las grietas tienen que ser terribles, pero no por menos terribles duelen menos. Si aparecen no lo dudes, pide ayuda, por muy superficial que parezca.


¿Por qué se producen las grietas?

Las causas de la aparición de grietas en el pezón son diversas y hay que analizar cada caso de manera individual. En general las razones por las que se producen son:
● Mala postura del bebé al pecho
● Agarres deficientes del pecho
● Frenillo lingual corto (anquiloglosia)

Recordemos que la postura del bebé al mamar es básica para conseguir una buena transferencia de leche y para que la toma sea placentera para la madre. En esta entrada anterior de Espacio Lactancia os recordamos lo más importante acerca de la postura y el agarre.

La anquiloglosia también puede ser la causante de grietas y dolor en el pezón, ya que el bebé al mamar presiona el pezón con la encía inferior y el roce contra el paladar causa grietas de mayor o menor calibre. Podéis ampliar la información acerca de los frenillos en esta entrada de la semana pasada.

Lo que seguro no causa grietas “es el uso” del pezón por parte del bebé. Muchas veces se recomienda dar el pecho con horarios o no permitir que el bebé exceda de "x" tiempo por toma para evitar las grietas. Hay quien afirma que ese uso prolongado e indiscriminado puede ser el causante de las dolorosas grietas, pero si la succión del bebé es correcta, el pezón no sufre. Así que no hay razón, a priori, para limitar las tomas.

Me han dicho que el bebé se agarra bien ¿Por qué tengo grietas?

Aquí entramos en un terreno muy delicado. La formación en lactancia de los sanitarios deja, en su mayoría, mucho que desear. Así que a muchas madres se les dice que su bebé mama bien cuando esto no es cierto. Si una mujer tiene dolor y heridas algo falla y un vistazo a la toma no suele proporcionar toda la información necesaria para valorar la succión del bebé. Encontrar a un profesional que pueda evaluar la succión y la deglución, así como la existencia o no del frenillo lingual corto del bebé es la mejor manera de reconducir la situación.

¿Me puedo poner mi leche en la herida?

Pues depende de cómo sea la grieta. Durante muchos años se ha recomendado aplicar la propia leche encima del pezón al terminar la toma. Pero esta recomendación no se puede generalizar.
Si la madre tiene una grieta similar a un arañazo (una costra oscura) la propia leche y permitir que el pecho se seque al aire puede mejorar la evolución rápidamente.
Pero si la herida está rosada (similar al color en el que imaginamos un dibujo de un cerdito) puede estar infectada y la aplicación de la propia leche puede ser contraproducente.
Si la herida es profunda (falta tejido o la madre siente un dolor pulsátil y agudo) aplicar la leche o dejar restos de leche puede empeorar las heridas, ya que este tipo de grietas suelen coexistir con una mastitis subaguda.


¿Y la lanolina?

Lanolina es una sustancia grasa amarillenta secretada por las glándulas sebáceas de los animales con lana a los que les sirve para no quedar completamente empapados cuando se mojan. Por tanto la lanolina es una sustancia hidrófoba y emoliente (protege la piel) pero cuando tenemos heridas en el pezón lo que necesitamos es que se curen y cicatricen lo antes posible. Aplicando lanolina sobre las grietas creamos una capa que impide la cicatrización. Para que entendais el efecto, imaginad que os cortais en un dedo; os colocais una tirita y no la sacais hasta 3-4 horas después. ¿Qué aspecto tiene el dedo y la herida? ¿Están secos o húmedos? Justo esa humedad es la que no permite una rápida cicatrización de las heridas. ¡Si tienes grietas pecho al aire!

La lanolina se puede usar en pieles secas, pero no para curar o evitar las grietas.

Me han dicho que me ponga miel

La miel es conocida por sus propiedades antisépticas y cicatrizantes, de hecho hace miles de años que se usa en las llagas por decúbito. Y sería ideal para las heridas de los pezones si no fuera que la miel puede contener esporas de toxina botulínica. Los menores de un año no pueden ingerir miel por el riesgo que conlleva dicha espora, de la misma manera no es adecuado su uso en los pezones ya que las esporas pueden permanecer en las heridas aún y lavándose antes de amamantar.

Cremas, parches de hidrogel, pezoneras de cera de abeja, pezoneras de plata…

Hay mil opciones para “curar” las grietas y siempre vamos a encontrar a gente que nos jure que un método le solucionó las grietas en un santiamén. Pero cada caso es un mundo y cada grieta necesita una cosa diferente.

Las cremas comerciales específicas para las grietas contienen un anestésico local que puede interferir en la succión del bebé y hacer que mame aún peor.
Las cremas antibacterianas tendrían que estar recetadas por un profesional sanitario y ser usadas sólo en el caso que exista una grieta sobreinfectada o con destrucción de tejido.
Los diferentes tipos de pezoneras ya sean de plata o de cera no disponen de evidencia que demuestre su eficacia.
Las parches de hidrogel son maravillosos pero no son asequibles para todos los bolsillos (un truco es cortar el parche en varios trozos).

Lo que sí se puede recomendar, sea como sea la grieta, son las conchas protectoras que permiten que el pezón esté “al aire” sin que el tejido de sujetador o de los protectores entre en contacto con las heridas. Las conchas evitan también el molesto roce de la ropa o los golpes en la zona.

Me duelen mucho y no soporto que el bebé mame

Cuando el dolor es insoportable muchas madres tiran la toalla. Cada madre decide lo que cree mejor, pero a veces no contempla la opción de la lactancia diferida de modo temporal.

Normalmente la extracción con sacaleches es menos dolorosa ya que la madre puede controlar la presión y los ciclos de succión. Si quiere se puede sacar leche durante unos días hasta que se haya recuperado de las grietas. En Espacio Lactancia te ofrecemos varios tipos de sacaleches, según tus necesidades.
Si desea dejar la lactancia es importante no hacerlo sin más, lo ideal es seguir extrayendo leche durante unos días hasta que el cuerpo vaya ajustando la producción de leche y no añadamos el riesgo de sufrir una obstrucción o una mastitis.


La grieta me la ha causado el sacaleches

Eso posible, la elección de la talla de copa adecuada del sacaleches es básica para conseguir una extracción eficaz e indolora. Las grietas causadas por el sacaleches se suelen producir en la base del pezón, a causa de una copa demasiado grande o pequeña. En esta entrada del blog de Espacio Lactancia puedes saber qué copa necesitas.

Mi bebé es mayor y ahora me han salido grietas

Hay quien cree que las grietas son algo que se produce sólo al inicio de la lactancia pero no tiene por qué ser así. Las grietas pueden aparecer en cualquier momento de la lactancia: por un mordisco, un eccema, el uso del sacaleches, un arañado con las uñas del bebé, una succión compensada por un frenillo lingual corto….
En cada caso es importante valorar cuál es la causa y buscar soluciones adecuadas. Una asesora de lactancia, monitora, IBCLC o comadrona te podrá ayudar.



En resumen; las grietas no tienen por qué formar parte de la lactancia, si se producen nos están indicando que hay algo que podemos mejorar. Buscar ayuda lo antes posible nos permitirá solucionarlas lo más pronto posible.


Alba Padró, asesora de lactancia e IBCLC para Espacio Lactancia

COMPARTIR:

Comentarios

  1. Enhorabuena Alba por tu web y gracias por toda la información que nos ofreces. Pertenezco a un grupo de apoyo a la lactancia y nos tienes a todas encantadas.Usamos mucho toda tu información y nos resulta muy práctico el formato cartel. Gracias y enhorabuena

  2. Alba Padró 30 Dec, 2014 15:42· · Responder

    Las gracias se las tenemos que dar a Jenny ( la propietaria de Espacio Lactancia) que ha confiado en mi para el blog <3

  3. Me parecería interesante mencionar también la extracción manual de leche, que bien ejecutada permite sacar igual o más cantidad que un sacaleches y tiene la ventaja de no tocar el pezón...

  4. Gracias por la informacion. Sufri de grietas y dolores en los pezones. Fue una etapa muy dificil decidi seguir dando el pecho y la prueba fue superada a los 10 dias.
    Hoy mi bb tiene 6 meses y la lactancia esta super linda...pero ahora tiene dos dientitos....

  5. Alba Padró 12 Jan, 2015 12:58· · Responder

    Sugeidy, aunque tenga dientes no tienes porque volver a tener grietas.

  6. Alba Padró 12 Jan, 2015 12:59· · Responder

    Ceci: Tienes razón manual es muy útil. Lo único que a muchas madres les cuesta sacarse leche a mano y cansa bastante.

Dejar este campo en blanco (anti spam):

Deja tu comentario

Los comentarios son moderados y deben ser aprobados por el propietario