El tándem: Primera parte, amamantar durante el embarazo

Entendemos como tándem la situación que se produce cuando una mujer que amamanta, se queda embarazada y su hijo sigue mamando, y una vez nace el pequeño la madre da el pecho a los dos.

 

La lactancia durante el embarazo es aún una situación llena de tabús y miedos, y la madre que se decide a seguir amamantando durante la gestación se aventura a recibir críticas y comentarios desafortunados, tanto de la sociedad en general como de los sanitarios que van a controlar su nuevo embarazo. Hoy desde Espacio Lactancia os ofrecemos información y respuestas a las dudas más habituales.

 

¿Es peligroso para alguno de los tres seguir amamantando durante el embarazo?

 

Amamantar durante el embarazo no es peligroso, ni para la mamá, ni para el feto ni para el hermano mayor.

Las primeras semanas de embarazo se produce leche, pero a partir de las 10-12 semanas de gestación la producción de leche disminuye hasta casi desaparecer. Por lo que la lactancia no supone un gasto metabólico añadido para la madre. El feto sigue creciendo con total normalidad y si el hermano mayor succiona el pecho sin recibir casi nada de leche. Algo más de un 40% de bebés sigue mamando sin importarle la cantidad de leche durante la gestación, mientras que un poco más del 60% se desteta definitivamente.

 

Pero!Me duele!

 

Sí, el primer trimestre a causa del aumento de estrógenos en la sangre, la madre puede sentir dolor o  sufrir sensibilidad extrema cuando su hijo succiona. Suele ir desapareciendo pero a veces se mantiene y hace imposible seguir con la lactancia.

También la madre puede experimentar sentimientos raros respecto a su hijo mayor: sensaciones de rechazo, de hastío… Son emociones complicadas de expresar y que no convierten a la madre que los siente en un monstruo o en una “mala madre”, se trata de emociones comunes que impulsan irracionalmente a la madre a necesitar que su hijo se haga mayor.

 

¿Tengo que tomar suplementos específicos o tener una dieta especial?

 

No, no es necesario tener una dieta especial o tomar suplementos diferentes a los que debe tomar cualquier mujer embarazada.  Como ya hemos dicho se deja de fabricar leche en los primeros meses, así que el hermano mayor no “roba” ningún tipo de nutrientes ni a la madre ni al bebé. Así, que si, no  se detecta ninguna carencia específica sólo es necesario que la madre tome, como cualquier mujer embarazada y lactante, un suplemento de 200 microgramos de yodo al día.

 

 

¿Amamantar durante el embarazo aumenta el riesgo de aborto?

 

No. Se suele afirmar que las contracciones que produce la succión pueden provocar contracciones uterinas  y por ello existe mayor riesgo de aborto. Si no se trata de un embarazo de riesgo en el que se desaconseje mantener relaciones sexuales y tener orgasmos, no hay porqué  dejar de amamantar. Por desgracia el riesgo de aborto espontáneo es igual para todas las mujeres indistintamente si siguen o no amamantando. Las fibras lisas del útero que reciben los pulsos de oxitocina del torrente sanguíneo de la madre no se ponen en funcionamiento hasta el momento del parto.

 

¿La leche que está tomando mi hijo es mala para él?

 

No. El cuerpo es sabio y se prepara durante el embarazo para tener a punto el calostro y la leche para el futuro bebé. Las primeras semanas de embarazo se cree que no cambia demasiado la composición de la leche, después el pecho deja de producir hasta que produce calostro nuevamente. El calostro que se produce durante el embarazo es similar, en cuanto a composición, a la leche madura. A veces causa al hermano mayor un cambio en la composición de las heces que son más líquidas, pero en ningún caso esto supone un perjuicio para él.

 

¿Qué puedo hacer para no dejar de producir leche?

 

Muchas madres desearían no dejar de fabricar leche durante el embarazo para poder seguir así alimentando a su bebé, pero esto no es posible. El pecho involuciona sin que la succión del bebé pueda mantener la leche. Si tu bebé es menor de un año deberás ofrecerle leche artificial (tipo1) en este periodo, lo que no impide que si sigue mamando pueda reengancharse al pecho al nacer su hermano. Si es mayor de un año  necesitará tomar derivados lácteos, y si en casa no se toma leche ni derivados es necesario contactar con un dietista-nutricionista que os ayude a planificar una dieta adecuada para él.

 

¿Voy a producir calostro cuando nazca el pequeño?

 

¡Pues claro! la glándula de prioridad al pequeño de la casa y va a producir calostro para él, y de paso un poco para el hermano mayor que se va beneficiar de una nueva ingestión de defensas!

 

 

En breve:

El tándem: Segunda parte, justo después del parto.

 

 

 

Alba Padró Arocas para Espacio Lactancia

Asesora de lactancia materna e IBCLC

COMPARTIR:

Comentarios

  1. Qué puedo hacer para no dejar de producir leche?

    Muchas madres desearían no dejar de fabricar leche durante el embarazo para poder seguir así alimentando a su bebé, pero esto no es posible. El pecho involuciona sin que la succión del bebé pueda mantener la leche. Si tu bebé es menor de un año deberás ofrecerle leche artificial (tipo1) en este periodo, lo que no impide que si sigue mamando pueda reengancharse al pecho al nacer su hermano. Si es mayor de un año necesitará tomar derivados lácteos, y si en casa no se toma leche ni derivados es necesario contactar con un dietista-nutricionista que os ayude a planificar una dieta adecuada para él.

    Tengo tres hijos y he echo tándem 2 veces, y desde mi experiencia personal no puedo estar de acuerdo con este punto.
    Es posible que el flujo de leche sea menor durante el embarazo, pero como en el resto de las etapas de lactancia, la demanda consigue ajustar la producción. Yo no he tenido ningún problema de producción en ninguno de los dos embarazos. Si es cierto que hacia los 2 meses de embarazo la demanda aunmenta, pero enseguida la situación se normaliza y se puede dar de mamar, con suficiente leche, durante todo el embarazo, y después. No es necesario ofrecer leches artificiales en ningún momento.
    También he echado en falta que hayais tratado la aparición de las contracciones durante el embarazo cuando mama el hermano mayor. Un echo que ocurre desde los primeros meses de embarazo cuando se hace tandem y que a muchas madres les asusta y les preocupa.
    Un saludo, Sonia.

  2. Alba Padró 23 Nov, 2014 17:24· · Responder

    Sonia, esto es sólo la primera parte del artículo.
    Tu aportación me parece muy interesante pero en la mayoría de veces lo que describes no sucede. Tu caso ( conozco un par de ellos más) no son lo habitual y no se puede aconsejar serguir sólo con LME en bebés menores de un año de manera general.
    saludos

Dejar este campo en blanco (anti spam):

Deja tu comentario

Los comentarios son moderados y deben ser aprobados por el propietario