Secretos del Sacaleches I

El uso del sacaleches despierta algunas dudas, en el artículo de hoy intentaremos resolveros las más habituales. Aunque seguramente nos hemos dejado muchas, así que os animamos a que nos dejéis un comentario con vuestras inquietudes par hacer una segunda parte.

¿Lo tengo que esterilizar en cada uso?

No. Los fabricantes recomiendan que se esterilice antes de ser usado por primera vez pero posteriormente no es necesario repetir la operación. Basta con mantener una higiene adecuada y limpiar el sacaleches de la misma manera que lo hacemos con los cacharros de cocina: a mano con agua y jabón o en el lavaplatos.

¿Todos los sacaleches son iguales?

No, hay una gran variedad de sacaleches: eléctricos, manuales, dobles, sencillos… Según las necesidades que tengas y el uso que la vayas a dar debes buscar el que mejor te convenga.

Además, como en todo, hay marcas y marcas. Y algunas de las que se pueden encontrar en el mercado son realmente nefastas, máquinas poco adecuadas que lo único que hacen es el vacío, o sea, una succión constante del pezón que no favorece la extracción de leche y en cambio lo que se consigue es dañar el pezón.

 

 

Me sale muy poca leche con el sacaleches ¿Eso es todo lo que toma mi bebé?

¡No! La cantidad extraída con el sacaleches no es para nada indicativo de la cantidad de leche que produces. El sacaleches, por muy bueno que sea, nunca tendrá la capacidad de succión que tiene un bebé. Ellos son las máquinas perfectas para sacar leche del pecho de la madre, los sacaleches son solamente una buena imitación.

 

Para conseguir leche por extracción es necesario: 

Tener un sacaleches adecuado

Saber utilizarlo

Y... tener paciencia

 

Un dato interesante es que con el sacaleches es muy sencillo sacar la leche que se ha acumulado en el pecho, cuando por ejemplo el bebé ha mamado menos, pero en cambio puede resultar muy complicado conseguir una subida de leche. Es decir, es complicado que la estimulación que produce el sacaleches consiga enviar la señal al cerebro de la madre conforme debe fabricar leche. Conseguir este punto requiere su tiempo y su práctica puesto que la mayoría de madres al principio de utilizar un extractor tienen sentimientos ambivalentes y no se sienten del todo cómodas con su uso.

  

Quiero aumentar mi producción de leche ¿Cuándo me saco leche?

Aumentar la producción de leche cuando sea necesario por ejemplo para relactar o para almacenar leche, puede ser una tarea titánica.

Para conseguir aumentar la cantidad de leche necesitamos aumentar el estímulo y el vaciamiento de la glándula. Para ello debemos usar el sacaleches tan frecuentemente como podamos, pero poco rato. No sirve de nada usar el sacaleches dos veces al día durante una hora. Es mucho mejor usarlo muchas veces al día muy poco rato, minutos.

Una ayuda puede ser dejar el sacaleches en un lugar de paso, donde la madre lo tenga siempre listo y tenga espacio cómodo para sacarse la leche. Si el sacaleches es individual empezar por el primer pecho, cuando no salga leche pasar al segundo, cuando deje de salir volver al primero y al dejar de salir leche terminar en el segundo. Al inicio, cuando aún sale poca leche, este proceso es cuestión de unos minutos. A medida que sale más leche también irán aumentando los tiempos de manera natural.

Así que recordad que es mucho mejor sacarse leche 8 veces al día por un intervalo de 3 minutos, que hacerlos dos veces al día durante dos horas.

La regla es sencilla: muchas veces, poco rato.

 

Me tengo que sacar leche ¿En qué momento lo hago para no dejar a mi bebé sin leche?

El pecho nunca está vacío, siempre tiene leche. Con el sacaleches es fácil hacerse con la leche acumulada en el pecho pero como comentábamos antes puede resultar complicado conseguir que produzca una subida de leche.

Así pues y sabiendo que no podemos dejar al bebé sin leche debemos saber que:

¡Nos podemos sacar leche en cualquier momento del día!

  • Durante la toma: mientras el bebé mama del otro pecho

  • Antes de la toma: sin miedo a que el bebé se quede sin leche, ya que el bebé tan solo succionado durante aproximadamente dos minutos consigue que la madre tenga una subida de leche

  • Al finalizar la toma: se puede sacar la leche que el bebé no ha consumido

  • Una hora después de finalizar la toma. Muchas madres prefieren esta opción ya que por una parte consiguen sacarse leche y por otra parte no se agobian pensando en qué pasaría si su bebé les pidiera pecho.

 

El sacaleches me causa dolor

Si el sacaleches te produce dolor revisa en primer lugar qué tipo de extracción realiza. ¿Observas tu pezón entrando y saliendo de la copa? o ¿Sólo observas que el sacaleches tria del pezón de manera continúa?

Los sacaleches que hacen esto último no son los más adecuados ya que su eficacia es limitada y el riesgo de sufrir grietas es elevado.

Pero si tu sacaleches realiza los ciclos de succión correctos, es posible que la copa del sacaleches no sea la correcta.

 

Si a pesar de eso te sigue doliendo consulta con una IBCLC o con una asesora de lactancia para encontrar las posibles causas.

 

No me gusta nada la idea de sacarme leche con el sacaleches

Hay muchas mujeres que se sienten muy incómodas al tener que usar un sacaleches, hay madres que dicen que se sienten como vacas lecheras o que no soportan el ruido del sacaleches.

Si es tu caso puedes optar por la extracción manual. La extracción manual es usada en todo el mundo y permite sacarse leche sin experimentar esas sensaciones desagradables.

  

Alba Padró, asesora de lactancia e IBCLC para Espacio Lactancia

COMPARTIR:

Comentarios

  1. Buenas tardes utilizo pezoneras de la talla L de mezcla q embudo necesito la L también ??Empiezo a trabajar y estoy muy perdida con el tema de los sacaleches

  2. Alba Padró 10 Mar, 2015 06:55· · Responder

    Hola Beatriz, sí es la misma talla para las dos cosas.

Dejar este campo en blanco (anti spam):

Deja tu comentario

Los comentarios son moderados y deben ser aprobados por el propietario